domingo, 24 de septiembre de 2017

Rosa



"Yo no entiendo de hadas, mamá. Pero aquí se está muy agustito, ¿eh? Me gusta a mí la hierba blandita debajo de la manta y el olor a flores y que me digan cosas bonitas para que me ría. ¡Vamos a quedarnos aquí otro ratito! ¿Vale?"

miércoles, 20 de septiembre de 2017

Mi hada


Lleno tu cabeza de historias acerca de las hadas que vienen a velar tus sueños y besarte en la frente mientras duermes. Tú me miras emocionada y veo como imaginas esos seres diminutos y celestiales. Yo quedo contenta de verte envuelta por la magia infantil y se me antoja que tú eres el hada más hermosa que he visto jamás.


jueves, 7 de septiembre de 2017

Tiempo de cosecha


Agosto, el mes del sol, ya se marchó. El calor amainó por fin y ya no queda sino contar los días para que se acorte la luz y, con suerte, arribe la lluvia. Pero no hay tiempo de esperar ociosos. Es momento de recoger lo que nos dio la tierra: la fruta madura al sol, las hortalizas, las almendras... Y también -por qué no- cosechar un poco más de este calor tan rico que tanto añoraremos en los meses de invierno.

jueves, 31 de agosto de 2017

Rosa, la niña de los ojos de almendra


En tus ojitos curiosos de almendra, aún sin color definido, se refleja el mundo entero. Yo me regodeo en ese momento en el que me miro en ellos y te sé feliz. Y así nos quedamos, embrujadas las dos por el amor mutuo, mientras la brisa fresca del fin del verano mueve las hojas de los árboles.

miércoles, 30 de agosto de 2017

Caracol urbano


¡Qué vileza! Uno anda tan tranquilo entre sus acelgas y sin comerlo ni beberlo se encuentra en un escurridor, lejos de ese olorcito tan rico a tierra mojada, de los tomates, las lechugas y de esa mujer algo encorvada, pero diligente, que viene a regarlas de tanto en tanto. 

Así que, aunque no quiera, a viajar me toca y conocer esto que llaman el huerto urbano. Y, encima, habrá que dar gracias. Mejor esta mata de pimiento chuchurría -y ¡atención! ¡en maceta!- que la olla cociendo en la que casi acabo. 

domingo, 7 de febrero de 2016

Violetas


Un olor de mi infancia ha entrado en mi casa hoy. Me ha convertido en niña de nuevo, corriendo en el jardín de mi abuela en busca de las violetas, allí, en aquel rinconcito secreto o debajo de las enormes ramas del cedro... 

miércoles, 2 de septiembre de 2015

Pulpo dormilón


Pulpo dormilón, ¿quién pudiera tener tus ojos cerrados? Y, así, agustito, zambullirse en un sueño dulce y marinero, con el sonido del agua mecida por el viento.

lunes, 11 de mayo de 2015

Perejil viejo


Yo nunca había visto estas flores, pero esto de tener en tu ventana hierbas aromáticas te enseña muchas cosas. Son de un perejil ya viejo que ha decidido sacar a pasear sus semillas para que sus hijos le tomen el relevo. Es cuestión de tiempo que las hojas comiencen a amarillear. Mi abuela diría aquello de que ya se está cucando y, aunque yo sé que eso significa que la planta se muere, no dejo de ver la esperanza que otorga la simiente.

domingo, 10 de mayo de 2015

Primavera


Llegó la primavera, verde y frondosa. Flor ha descubierto por fin a sus hermanas. Está felicísima de verse rodeada por ellas y las acaricia con delicadeza y admiración. Todas ríen juntas y brillan bajo el sol. Yo me río también por verlas jugar y pienso que no he visto nunca una primavera tan bonita. 

miércoles, 6 de mayo de 2015

Crónica de un huerto urbano 1: Brotes verdes


Este año no parece que las perpectivas de tener un huerto en el pueblo sean muy halagüeñas. Es por eso que en nuestro pequeño piso de San Lucas hemos decidido plantar en maceta y unirnos a la moda del huerto urbano. Si esto ha de deparar en éxito o en fracaso solo el tiempo lo dirá. 

De momento, las judías trepadoras ya están asomando. Después de semanas de espera, en un solo día han pasado de asomar tímidas por la tierra a erguirse gallardas al final de la tarde tal y como la estáis viendo. Al parecer tienen prisa por ver esta primavera tan bonita que hasta ahora se estaban perdiendo.