domingo, 7 de febrero de 2016

Violetas


Un olor de mi infancia ha entrado en mi casa hoy. Me ha convertido en niña de nuevo, corriendo en el jardín de mi abuela en busca de las violetas, allí, en aquel rinconcito secreto o debajo de las enormes ramas del cedro... 

miércoles, 2 de septiembre de 2015

Pulpo dormilón


Pulpo dormilón, ¿quién pudiera tener tus ojos cerrados? Y, así, agustito, zambullirse en un sueño dulce y marinero, con el sonido del agua mecida por el viento.

lunes, 11 de mayo de 2015

Perejil viejo


Yo nunca había visto estas flores, pero esto de tener en tu ventana hierbas aromáticas te enseña muchas cosas. Son de un perejil ya viejo que ha decidido sacar a pasear sus semillas para que sus hijos le tomen el relevo. Es cuestión de tiempo que las hojas comiencen a amarillear. Mi abuela diría aquello de que ya se está cucando y, aunque yo sé que eso significa que la planta se muere, no dejo de ver la esperanza que otorga la simiente.

domingo, 10 de mayo de 2015

Primavera


Llegó la primavera, verde y frondosa. Flor ha descubierto por fin a sus hermanas. Está felicísima de verse rodeada por ellas y las acaricia con delicadeza y admiración. Todas ríen juntas y brillan bajo el sol. Yo me río también por verlas jugar y pienso que no he visto nunca una primavera tan bonita. 

miércoles, 6 de mayo de 2015

Crónica de un huerto urbano 1: Brotes verdes


Este año no parece que las perpectivas de tener un huerto en el pueblo sean muy halagüeñas. Es por eso que en nuestro pequeño piso de San Lucas hemos decidido plantar en maceta y unirnos a la moda del huerto urbano. Si esto ha de deparar en éxito o en fracaso solo el tiempo lo dirá. 

De momento, las judías trepadoras ya están asomando. Después de semanas de espera, en un solo día han pasado de asomar tímidas por la tierra a erguirse gallardas al final de la tarde tal y como la estáis viendo. Al parecer tienen prisa por ver esta primavera tan bonita que hasta ahora se estaban perdiendo.

martes, 17 de marzo de 2015

Mi pequeña Ewok

 

Flor me tiene atareadísima. Así pasa, sus historias y las mías se quedan sin contar o se cuentan tarde. ¿Qué le vamos a hacer? Una de las tareas que me ha puesto la señorita -sin saberlo- es la fabricación de muñequitos y demás tonterías. Yo me he tomado muy en serio eso de ser maruja y en los ratos muertos cojo rauda la aguja de ganchillo. Aquí podéis ver a Flor con un gorro osezno inspirado en los ewoks de la Guerra de las Galaxias. Resultó un modelito bien simpático para Carnaval y bien calentito porque no se puede permitir que las flores se marchiten con el frío.




jueves, 4 de diciembre de 2014

La jirafita abandonada


Si tuviera ojos, la jirafita me miraría triste y me imploraría que la terminase. Me diría algo así como: "¡Por favor! Yo también quiero jugar con el resto de los muñecos. Hazme un poquito de caso y dejaré de molestarte." Pero no encuentro el momento de coserle las manchitas y la cola y de, al fin, darle ojos. No te preocupes cuellilarga, pronto flor me dará un respiro y podréis jugar juntas durante horas.

lunes, 24 de noviembre de 2014

Diario de una flor 2: ¡Qué frío!



El calor ya se fue y los árboles se deshojan veloces ante la llegada del invierno. Ella es una flor de verano y no conoce el frío ni el viento helado que pronto llegará a enfriar su naricilla.

lunes, 10 de noviembre de 2014

Diario de una flor 1: Flor quiere descubrir el mundo



Flor quiere descubrir el mundo. Sus fronteras son pequeñas aún y yo gozo el momento fugaz en el que todavía soy una de ellas. Y con todo no tengo por más que decirle: ¡Ánimo vida mía! ¡Esos centímetros ya son tuyos!

lunes, 27 de octubre de 2014

And the winner is... ¡TORTU!


Sin redobles de tambor porque la foto habla por sí misma y le quita toda intriga al asunto, anunciamos que la ganadora indiscutible de los bichos con luz es la tortuga azul. La democracia es una maravilla. Gracias a todos por vuestras votaciones, han sido de un valor indiscutible.